DOSIS DIARIA DE NOTICIAS CURIOSAS

...

miércoles, 3 de abril de 2013

Se llama Do-khyi y es el chucho más caro del mundo

Con un metro de altura, noventa kilos de peso y once meses de vida, Do-khyi, es el perro más caro del planeta: fue vendido a un magnate del carbón en el norte de China, por el que pagó la asombrosa cantidad de un millón de euros.
Pero el precio del canino de origen tibetano está del todo justificado por su criador, quien argumenta sus excepcionales cualidades genéticas, su inmaculado pedigrí y, por si fuera poco, está destinado a ser un gran semental. Se describe como un “modelo perfecto” que, por cierto, disfruta de una dieta de pollo y carne de ternera, con exquisiteces ocasionales.

Mantenerlo cuesta cerca de cuatro mil dólares mensuales. Esta raza se considera como un símbolo de estatus en China. Se cree que otorgan riqueza y salud a sus dueños.

Históricamente, este tipo de canes han sido utilizados como guardianes de rebaños, manadas, tiendas, pueblos, monasterios y palacios en zona del Tíbet, y su raza ya la mencionaron Marco polo y Aristóteles.



Busca, busca